Breve historia de las máquinas expendedoras

653 949 434
Breve historia de las máquinas expendedoras

En nuestra empresa de máquinas expendedoras vending en Mallorca hemos querido escribir este post para contarte algunas curiosidades históricas sobre ellas.

¿Sabías que alrededor del año 40 después de Cristo ya existían este tipo de máquinas en Egipto? Su creación se atribuye a Herón de Alejandría –quien ya concibiera las primeras puertas automáticas– y su finalidad era dispensar agua bendita a los fieles que acudían a los templos del alto Egipto. El funcionamiento era simple: al introducir una moneda de cinco dracmas se activaban unos mecanismos de poleas y pequeñas rampas que provocaban la expulsión de una cantidad de agua suficiente para lavarte las manos y la cara. ¡Qué pensaríamos hoy en día si intentaran cobrarnos un chorrito de agua!

Así pues, parece ser que nadie adaptó la idea con fines comerciales hasta el año 1880, en Londres, donde comenzaron a vender postales siguiendo este ya prometedor método. Ocho años después, la Thomas Adams Gum Company, una empresa dedicada a la producción de chicles, decidió delegar en cierto número de máquinas expendedoras la venta de los mismos. Tras el éxito cosechado por esta compañía poco a poco se empezó a ver en las calles de las principales metrópolis una cantidad cada vez mayor de estos artilugios, al mismo tiempo que sus mecanismos se hacían más complejos. En 1902 un restaurante comenzó a servir sus platos exclusivamente en máquinas expendedoras; en 1907 los chicles se recubrieron de una capa de caramelo; en 1920 las bebidas fueron ocupando los pequeños estantes tras las vitrinas. Y así hasta ahora, que podemos encontrar en las expendedoras vending de Mallorca desde paraguas a carnada para pescar, pasando –claro está–, por hamburguesas y cangrejos vivos.

En Cafès i Begudes solo podremos servirte bebidas de todo tipo pero, eso sí, bien servidas, no como el agua de los templos.

haz clic para copiar mailmail copiado